Búsqueda personalizada

Las empresas necesitan técnicos cualificados en la gestión de cobros y pagos, que conozcan con profundidad los instrumentos y los medios de pago, así como su gestión.

Para ello dichos profesionales han de tener presente multitud de aspectos en los que es preciso un conocimiento específico:

- Tratamiento jurídico, práctica bancaria, medios disponibles, gestión de impagados, nuevos medios de pago electrónicos... etc

Algunas materías específicas son:

* Funciones y componentes de "Sistema de Pagos"

* Los sistemas de compensación y liquidación

* Los miembros de los sistemas de pagos españoles

* Clases de contratos. Cuasicontratos. Eficacia de los contratos. Forma de los contratos....

* Los contratos electrónicos

* La banca electrónica y autoservicios bancarios

* Funciones de la letra de cambio como título-valor de cambio y crédito

* Regulación legal. Aspectos formales del cheque...

* El pagaré comercial, financiero y de cuenta corriente y otros títulos de crédito y derecho valor...

* Transferencias bancarias

* Órdenes de pago. Órdenes de abono o transferencias por caja

* Cuentas y depósitos a la vista y a plazo

* Tarjetas para transacciones financieras. Tarjeta de crédito, débito y monederos electrónicos

* Dinero electrónico

* Prevención y gestión de impagados...

La morosidad comercial en España

En palabras de la eurodiputada socialista alemana Barbara Weiler, portavoz del Parlamento Europeo que ha dado forma a la nueva Directiva Comunitaria sobre morosidad comercial.

"La morosidad comercial de España es altísima, importantísima y alarmante, ya que pone en peligro la existencia de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas (pymes)".
Los impagos están poniendo en peligro la existencia de las pequeñas y medianas empresas.

La nueva Directiva - la primera modificación legal de los impagos comerciales después del Tratado de Lisboa - es más dura que la anterior. Con ella, la UE forzará a los morosos a pagar intereses del 9 %.

El problema de la morosidad es un problema que afecta especialmente a los proveedores de la construcción y a los contratistas del sector publico (sobre todo en Sanidad).

Las empresas y el sector público tendrán que pagar a sus proveedores en un plazo máximo de 30 días, según la nueva Directiva para luchar contra la morosidad. La reforma podría tener un impacto fuerte en Italia, Grecia o Portugal, donde los plazos se dilatan hasta los 180 días. En España entró en vigor en Julio de 2010 la nueva Ley de Morosidad, mas estricta que la Directiva. (Si una ley nacional es más dura ese país no tendrá que trasponer la norma comunitaria).

Desde la entrada en vigor la normativa comunitaria las empresas y el sector público tienen dos años para trasponer la Directiva y adaptarse a unos plazos de 30 a 60 días para pagar, ampliables sólo en casos en que el contrato no fuera "claramente injusto".

 
lo+buscado
OTROS TEMAS INTERESANTES
PÁGINAS RECOMENDADAS